jueves, 20 de diciembre de 2018

LAK-BERNA Nª34


Directora :Gladys Cepeda 
https://lak-berna.blogspot.com.ar/2017/
Gracias por sumarse, participar,visitar ,difundir y dejar difundir en sus grupos 

en facebook,a los mensajes de apoyo, esto es muy importante ya que logra que mas personas conozcan la publicación y puedan participar o compartirla Tambien a los medios que me han hecho notas para llegar hacia lo infinito !!!!!!!!!!!!!!



los mensajes de apoyo, esto es muy importante ya que logra que mas personas conozcan la publicación y puedan participar o compartirla Tambien a los medios que me han hecho notas para llegar hacia lo infinito !!!!!!!!!!!!!!

https://www.facebook.com/groups/776249445862820/
Lak-berna Revista https://www.facebook.com/pages/Lak-Berna/649006895208007 y LAK-BERNA Grupo en FB donde pueden publicar su material
yhttps://www.facebook.com/groups/776249445862820/


Editora Y rec0piladora : Gladys Cepeda


Invito a visitar la 2 Antología de LAK-BERNA

https://www.yumpu.com/es/document/view/59459383/lak-berna-antologia3pdf-2

Una edición especial donde participaron escritores y artistas visuales que participaron desde los principios de la revista

https://www.facebook.com/groups/489841611211897/
Gracias por sus palabras !!!!!!! de apoyo
Un saludo para todos
y agradecimiento a la colaboración de los escritores,poetas y artistas por el envio de su material a los mensajes de apoyo, esto es muy importante ya que logra que mas personas conozcan la publicación y puedan participar o compartirla Tambien a los medios que me han hecho notas para llegar hacia lo infinito !!!!!!!!!!!!!! Gracias a todos los que me acompañaron en estos años y a los que siguen acompañando el blog
les deseo un gran año para todos mas alla de los problemas y las adversidades.
El próximo año se cumplen 10 años de aquella revista que empezo como una gran reunión de escritores.amigos y artistas que  queriamos crear un espacio para difundir las voces y la creación en forma diversa ,mucha agua corrio  bajo el puente y va a seguir corriendo, mucho para hacer y decir con amigos que ya no estan,con otros nuevos que llegan y otros que continuan como en ese primer número que tenia número cero  .En esta nueva etapa tratare de  que este espacio sigo creciendo realizando nuevas cosas  para que mejore cada vez mas ,

Feliz Año !!!!!!!!!!!!!!!Nos vemos el año próximo

Angelica Rodríguez



BÚSQUEDA

                                                                        (el hombre y su faena)

Déjalo.El busca;no lo interrumpas,
en su tarea desde hace siglos.
Seguirá en su búsqueda.
hasta que lo venza su propia angustia.
Después vendrán los vientos
y se alejarán las aves.
Su frente se hará polvo
sus mano se harán ceniza.
Pero él
que no habrá muerto,seguirá buscando 
su razón de vida



SÓLO EL SOL...

Y toda yo fui  un campanario
del que brotaban voces
cuande me tañia el pétalo
de la rosa,
el ala de algún pájaro.
el viento al pasar con su silbo más
afilado.
Sólo el sol me inundaba
de pronto
y hacía surgir de mi entraña
la real magnificencia de su voz
en el destello vibrante
y perenne de su canto

 Ext de Era otoño- El francotirador 

Julia Elena Agostina

Solo quedó un corazón
llorando en aquella casa
desolada la ausencia de
un amor imposible.





 Hombre de luz,
más allá de los recuerdos,
más allá de la vida y la muerte, serás en mi vida un torrente de armonía.
Hombre de mirar sombrío,
fuiste en las estaciones del tiempo ser de poca energía,
te dejaste vencer ante las adversidades.
Al caminar por calles desoladas en busca de una pócima para aliviar tus heridas, solo encontraste desamor y tristezas.
Viste tu vida pasar hecha añicos.
En tu lecho de muerte he permanecido viendo como se te va la vida,
no temas, entrégate a esa luz que con su esplendor te llama, cruza el puente de la eternidad y acaba con tu sufrir.
Tomaste mi mano y correspondí en señal de una perpetua reconciliación.

Claudio Archubi




 Despierto en el monasterio, antes del amanecer, aún conmigo la imagen del músico chino con su instrumento, contra la pared de un túnel del metro de Madrid. Las personas arrojaban sus monedas, sin detenerse. ¿Un anciano chino sonriendo con humildad bajo esa metrópoli tan bulliciosa? ¿Un cliché? Pero a medida que el sonido avanzaba, la ciudad entera comenzó a transparentarse en mi mente, deshaciéndose, como una vieja calcomanía que cae en un arroyo. El violín tenía una sola cuerda. Pero esa única cuerda encerraba la totalidad del Ser: puros, sin Historia, el amor el miedo el dolor la felicidad la tristeza, en ese único sonido de esa sola cuerda. No el mítico río sino el viento, el que borra los instantes, el que resbala por las centurias. El viento que no logran cubrir las campanas ni los cánticos de los monjes. El viento, que ahora escucho zumbar oscuramente contra la ladera de la montaña de Leyre*, es su contracuerda. Un solo arco une ambas.Este es el lugar donde lo Uno y lo Múltiple se encuentran, me dije, mientras oía trepar el viento por los árboles, para castigar las ventanas del monasterio. Esta es la raíz. (Había una gota de luz y nos reducíamos para caber en ella). San Virila ha subido a la fuente. Se ha entretenido escuchando el canto de un pájaro. Se oye la campana vesperal, pasan los monjes con sus negras capuchas, pasan los siglos, sus pensamientos golpean las puertas del cielo. Después de trescientos años San Virila regresa. Encuentra el mismo viento. El cielo no resistirá la belleza de esta montaña. El cielo descenderá sobre los otros, caerá con el sol del otro lado, brillando oculto a la visión del celeste pantano de Leyre. Pero nuestro solo compañero incesante permanecerá con nosotros. Quedará castigando nuestras ventanas, el viento del Norte, el de todas partes. Golpeará y golpeará nuestras ventanas, nuestros cuerpos, nuestras mentes, hasta que un día al fin deberemos dejarlo pasar. Veo cómo las razas se entrecruzan. Rápidas son las velocidades del Norte, estrecho el territorio. Toco la superficie. Distinta la pulpa, idéntico el carozo. Gira la cáscara del presente, gira rápido, bulliciosa. Me muevo en silencio sobre ella flotando como un chino sobre papel de arroz. Cuán liviana la totalidad, cuán fría su moneda.

Ext de  Sísifo en el Norte           Ediciones Ruinas Circulares

Julia del Prado



Dicha de contemplarte

Oh mi querida chica aquí me tienes. Soy tu gato pero tú ya no me miras. Eras mi gata en otra vida. Disfrutamos hasta el cansancio. Corríamos uno detrás del otro. Vivíamos en azoteas. Conocimos algunos barrios de Lima. Éramos unos cazadores mentados y comentados en la prensa local. Roedor a la vista. !Zas le caíamos!

Un día nos adoptaron. Tuvimos hogar. Nos adaptamos a nuestro nuevo y diario vivir. En las noches dormíamos en camita. Ya no salíamos a cazar, como antes. Comíamos lo que nuestros amos nos daban, con amor. De cuando en cuando nos escapábamos, hacíamos honor a nuestra especie. Gatitos nacieron de ti. Los quisimos. Lamidas de padres. Eras buena madre.

Recuerdos vienen a mi mente. Me pregunto Qué será de nuestra familia? Sabes a algunos de nuestros muchachos los encontré en mi cielo. No vi a otros, tampoco a ti.

Se de buena fuente que los amos viven dichosos en un hogar diferente, en un cielo contiguo al que estuve. Todavía no los veo en la Tierra.

Has regresado como persona, estás enamorada, te das suculentos besos con tu macho actual. Le tengo sana envidia.

Yo sólo atino a mirarte las piernas y más arribita. Me gustas. Pero no me reconoces. Ah chica, mi chica qué vida.

Ana Romano

 


Austral

El cachetazo
se desprendió impaciente
y sacudió
Se tiñó de penumbras
la lozanía
y así rememoró
El sol
atenuó el resplandor
Los pájaros
esfumaron los trinos
La brisa
en el cuerpo
¿Y el pavor?
Gotas perladas
salpicaron
La alarma
despertó al hospital.

Acople

Se esparce
la mancha
que genera
oscura

la dilación

Piadosa
sin omitir
asiente
Aunque
atónita

Una lágrima
impregna
su resignación
a la almohada.


Pintura de GUSTAV KLIMT,

Beatriz Arias

Así viví
desembarcando los pies en los abismos,
midiendo mariposas
en los caminos del aire,
llamando al amor
a veces sin respuestas,
perdida entre geranios, jazmines
y danzas de violetas.
Con estrellas perpetuas en las manos.
Con ideales pintados en los ojos.
El mundo no es el círculo
que tracé en la infancia, el mundo es hoy
un laberinto mudo,
un insolente viento
que me desintegra.



Llevo este miedo ancestral
que sobrevuela
el ajedrez infinito de la vida
llevo estos ojos
cargados de amor y soledad
llevo esta boca
sembrada de poemas
que tal vez
no escribiré nunca.
Y este dolor que llueve.


Pintura de Gyuri Lohmuller