jueves, 15 de junio de 2017

Alejandra Zarhi

Obra de  Saúl Nagelberg 




                                             
CINCO CAMINOS



Aquí están mis manos ¿las ves?

Son cinco caminos de mundos diferentes

cinco huellas idas hacia un confín oscuro.

Yo también quiero darte el himno de mis manos.

Con esta sensación de cisnes muertos

con la amargura de un pájaro vencido.



Entregarme sumida a la quietud de aurora

de tu nombre de espigas y sollozos.

Este es el himno gigante de las mías

también están llorosas en la angustia,

y buscan olvido en tus olvidos.



Quiero tejer la cabellera rauda, pujante

y de amapolas.

De tu pelo guirnalda, con estas manos

de hojarascas que duermen.



Estas manos son parte de un camino

que va al mundo impreciso de lo que

quiero mío.

Con estas manos, adivino, la savia de tu cuello.

La sombra de tu sombra, la voz de tus acentos;

y como estoy dormida entre estos cinco caminos

he sembrado tu nombre:

Con la mejor sonrisa.




                                          
                                                 LOS CAPÍTULOS DEL AMOR




Me contemplas, amas, sonríes.

Me hablas, acaricias, besos.

Aprietas, estrujas, lastimas.

Recorres, tocas, te quedas.

Retuerces, duele, rompes.

Me desmayo, locura, cansancio,

Me miras, piensas, lloras.

Me matas, delirio, dicha.



Piensas…

Es el instante, el momento.

No quieres irte ¡debes!

Es el final.



Te miro, callo, me visto.

Me ves, callas, me sigues.

¡Todo un siglo en unas horas!



2 comentarios:

  1. GRACIAS AMIGA. ME SIENTO HONRADA. BENDICIONES

    ResponderEliminar
  2. Alejandra me ha gustado mucho leerte. Un abrazo grande de Lolotónico

    ResponderEliminar