martes, 22 de mayo de 2018

José Muchnik

                                           
Performance

¡Circulen! ¡Circulen! ¡Nada para ver! ¿Qué interés por un niño almorzando con Muerte?
¡Come niño! ¡Come! finos cabellos de ángel. Muerto podrás vivir, juntarte con golondrinas en migratorias coreografías, averiguar en el cielo el sentido del viaje.
El gusto, perdí el gusto, leche cartón, milanesas cartón, empanadas caramelos tortas, todo cartón. ¡Quieeeero mi mamáaaaa! Mamadera mermelada, no siento nada en mi boca ciega.
¡No llores niño! ¡No llores! ¡¿El gusto?! ¡¿El gusto?! Ya te olvidarás, palabra de Muerte. ¡Circulen! ¡Circulen! Este niño ya no hará ñañas, comerá repollo endivias riñones, separará hambre del sabor, necesidad del deseo, madre de la dulzura. ¡¿Qué miran?! ¡¿Qué miran?! Este niño son ustedes, así van muriendo, perdiendo sentidos, estrujados en ciudades mercados colectivos ¿Mitad muertos mitad vivos? ¿Cincuenta, treinta, veinte por ciento vivos? ¡Circulen! ¡Circulen!, no lo estoy matando, esto es una performance, street-art, representar Muerte para entender Vida.
Olor a noche patio estrellas, a padres caserón calle vieja. Aromas de tranvía domingos adoquines. Cada olor un mundo, oliendo asociamos lenguajes con sentidos. Sopa / ternura; ternura / tibieza; tibieza / frío; frío / soledad; soledad… ¿Con qué diluir la soledad? ¿Para qué crecer? Por favor no me extirpes el olfato ¿Para qué volverme adulto? Muerte ten piedad, te pido por…
Puedes elegir, conservas aún vista, tacto y oído. ¿El tacto? Te equivocaste niño. Ya no podrás palpar, paredes humedades pasadizos, labios pétalos pezones ¡Circulen por favor! ¡Circulen! ¿Palpas el vacío? ¿Sientes pasado o abismo? ¡Detente! Palpa la piel del silencio, la piel del aire, la piel de tu frente, palpa pieles para sentir entrañas. ¿Por qué se van? ¿No soportan un niño temblando en las puertas del conocimiento? ¡Señoras y señores la performance continúa!
El mundo es música, si pierdes el oído no accederás al silencio. Gritos cantos susurros, composición de calandrias timbales tormentas…Niño no te preocupes, estás jugando con Muerte para aprender Vida. Pérdidas revelan existencias, la clave reside en los huecos, la forma de habitarlos da sentido a nuestro transitar en la superficie. Haz la prueba, muerde ¿Ves? perdidos el gusto y el olfato descubres insospechados tonos y texturas en este gajo de naranja ¿Gotea la historia del zumo en tus labios?
¿Y ahora qué eliges? ¿Conservar la vista? ¡Mira entonces! ¡Mira! Multitud vuelve a aglutinarse ¡Señoras y señores! ¡Están frente al niño vidente! Todos sus sentidos sublimados en la vista, ve lo invisible, vuestros fantasmas deseos temores, vuestra sed ilusiones envidias ¡¿Porqué se van?! ¡¿Qué temen?! ¡Señoras y señores! El futuro al alcance de la mano ¡No se vayan! Inútil dialogar con los vivos, aquí termina la performance, te devuelvo niño los sentidos.

¿Qué dices? ¿Que también te saque la vista? ¿Quieres descubrir el laberinto de la sensibilidad absoluta? ¿La sensibilidad de un corazón que late aislado en la montaña?. No, por favor no insistas, hay límites que ni la muerte puede franquear, vuelve a tu casa, ya me contarás si el juego te sirvió cuando volvamos a encontrarnos.

 Pintura de Pettoruti


1era Puerta

Del libro Desgarros
Exilios duelos muros
Poemas

2 comentarios:

  1. Excelente trabajo Gladys, minucioso y muy bello. Gracias por esta entrega.

    ResponderEliminar