viernes, 3 de julio de 2015

Elisabet Cincotta

                                       Pintura de  Merello


NINGUNA SOY

Ninguna soy la que escribe ante tu mano
un deseo de noches sin costuras
ni soy quien acepte el convite
cuando alejaste mi jardín de la huerta de tus brazos

ninguna soy la que marchite la flor
que inspira tu lucha vertical y encadenada de palabras
todas fui yo la que arengó con tangos la mañana
tal vez algún día
sólo uno
verás que del engaño no se vive ni se muere
que el que engaña siempre se engaña


EDAD

A tu edad
y a la mía
los surcos guardan fragancias
nada está perdido
todo tiene el valor de la nostalgia

y aunque caminemos
lerdos las distancias
siempre las madrugadas
guardan
un tango orillero
una manta césped
una flor en el kiosco
alguna remembranza

a tu edad
y a la mía
no hay vueltas
nos queda el coraje
para decir del amor
más que cien palabras
y qué
si la parca nos acecha
que sepa
que aún seguimos
de la vida enamorados

2 comentarios:

  1. GRACIAS POR PUBLICAR POEMAS MÍOS, MUCHAS GRACIAS!! ABRAZO

    ResponderEliminar
  2. Gracias a vos mi querida Elisabet por regalar tan lindas poesias

    ResponderEliminar