martes, 25 de agosto de 2015

David Antonio Sorbille


DESTELLOS
(de “Los Senderos del Alma”, Ed. 3+1, 2001)

una mano / envuelve la tuya
en la noche / desnuda
mientras arden / las cúpulas
en la ciudad / inmóvil

*

Palabras / en penumbras
Ventanas / abiertas
nubes cálidas / y rebeldes
balanceándose / sobre tus piernas

*

Eternidad / de horizontes
y sueños / invisibles
que se deshacen / imperceptibles
como arena / entre los dedos

*

Soledad / abandono
Piedras / rostros perdidos
de niños ausentes / ángeles
irremediablemente / cenizas al alba









ELEGÍA A ENRIQUE MOLINA
(de “Eternamente”, Ed. 3+1, 2002)


Tengo en mis manos abiertas
la belleza en el vuelo de un ave
el latido final de la vida
la sombra de una esperanza
el manantial de la memoria
los viajes y el sueño imposible
la nostalgia de una infancia lejana
el instante de la despedida
la noche de las estrellas fugitivas
en el mundo sin consuelo
la razón de una súplica
el palpitar de cuerpos entrelazados
la muerte navegando en el corazón
el precipicio y la llanura
la locura y el éxtasis infinito
el amor inextinguible
la ceremonia de un secreto
el temblor de una mariposa
el último adiós de un poeta inmenso
y su ruego al fuego y al viento
para que nunca desaparezca
la magia de la poesía


1 comentario:

  1. Muchas gracias, Gladys, por la publicación de mis poemas. Un abrazo
    David A. Sorbille

    ResponderEliminar